Las intermitencias de la muerte

En un país cuyo nombre no será mencionado se produce algo nunca antes visto desde el principio del mundo: la muerte decide suspender su trabajo letal, la gente deja de morir. La euforia colectiva se desata, pero muy pronto dará paso a la desesperación y al caos. Sobran los motivos.

Si es cierto que las personas ya no mueren, eso no significa que el tiempo haya parado. El destino de los humanos será una vejez eterna.

Se buscarán maneras de forzar a la muerte a matar aunque no lo quiera, se corromperán las conciencias en los <<acuerdos de caballeros>> explícitos o tácitos entre el poder político, las mafias y las familias, los ancianos serás detestados por haberse convertido en estorbos irremovibles. Hasta el día en que la muerte decide volver…

Arrancando una vez más de una proposición contraria a la evidencia de los hechos corrientes, José Saramago desarrolla una narrativa de gran fecundidad literaria, social y filosófica que sitúa en el centro de la perplejidad del hombre ante la impostergable finitud de la existencia. Parábola de la corta distancia que separa lo efímero y lo eterno, Las intermitencias de la muerte bien podría terminar tal como empieza: <<Al día siguiente no murió nadie>>.

Y sí mis queridos lectores. Aquí otra de mis recomendaciones para aquellos que desean leer algo y no saben qué. Las intermitencias de la muerte, es un libro que acabo de empezar este fin de semana. Tengo que confesarles que ya lo tenía entre mis posesiones desde hace mucho tiempo, cortesía de una amiga claro. Había tratado de leerlo pero en aquel entonces no estaba lo suficientemente preparado para leer a Saramago. Esa primera vez que lo intenté leía pero no estaba poniendo atención. Se me hacía demasiado tedioso el leer tanta narración para poder llegar al punto deseado. Claro que después me interesé más en este autor y compré otros libros que por supuesto, los leí y me dejaron un buen sabor. Algo importante que debo mencionar, es que no he terminado el libro, pero por lo que llevo, puedo darme cuenta de que será bueno. Si alguien ya lo leyó, está invitado a comentar que le parece.

¿Qué piensan de la muerte?, ¿les gustaría que de un día para el otro la gente dejara de morir? A mi en lo personal, creo que sería un verdadero problema, por no decir fastidio. La muerte es parte de la vida, algo normal y nada del otro mundo. Pero imaginen por un momento que nadie muere. Al principio creo que todo mundo estaría confundido, después se alegrarían por tener un vida eterna y al final, se empiezan a desesperar por que ven como siguen envejeciendo y no mueren. Pierden fuerza, la visión, el oído y más, excepto la vida. La muerte se fue pero no se llevo las enfermedades, ni el dolor, ni tampoco la vejez. ¿Ya no es tan divertido verdad?

Creo que el morir, es empezar otra vida, aunque esto depende de cuales sean sus creencias. Yo tengo dos formas de ver la vida y la muerte.

La primera de ellas es que existe realmente eso que conocemos como espíritu o alma, la cual se encuentra encerrada en nuestro cuerpo, la cual podrá ser liberada cuando nuestro recipiente muera. Dicho espíritu saldrá de su jaula de carne y hueso, y se unirá al cosmos, a ser parte de la energía y a esperar a que un nuevo recipiente esté listo para ser usado. –Muy al estilo de Platón–

La segunda es que somos como un fósforo. Somos una reacción química, pulsos eléctricos que recorren nuestro cuerpo para mantenernos con vida. Procesos naturales de cualquier célula animal. Y simplemente cuando llega la hora de morir, no pasa nada. Nos apagamos y punto. Nada místico sale de nuestro cuerpo, no hay paraíso, no hay infierno. Nada de nada.

De las dos, la primera me parece más agradable. Pero la segunda es una opción a la cual no le tengo miedo. Cuando llegue el momento de partir, que espero no sea pronto, sino en un mucho, mucho, mucho tiempo, estaré ansioso por saber el gran misterio de la vida. ¿Qué hay después de la muerte? Si hay algo, pues ya me tocará sufrir en las llamas o descansar en las nubes. En caso de que no haya nada, ¿pues ya qué?, no podré sentir decepción o algo así.

¿Tu qué piensas de la muerte?

 

 

Anuncios

Un comentario el “Las intermitencias de la muerte

  1. Lina Maria Rengifo dice:

    “Creo que aunque él es Dios, no lo creo demasiado perfecto, es raro tú eres monje pero no crees ser lo suficientemente bueno, yo soy alguien contradictorio, pero tú dices que entiendo y puedo estar con él, entonces pienso que Dios ni siquiera debe creerse que lo es, y aquella contradicción y aquellas heridas, aquella soledad está en cada vez que abrimos los ojos, Él sigue sorprendido por lo que hizo”

    Y alce las manos enfocando ciegamente el aire del todo, como si hiciera un mal esquema de la esencia del aire, creo que no me entendió. Y luego sentí que Dios mismo me decía muy en el fondo que había encontrado lo que debí aprender aquí, qué podría ir a decirle que se convenza de que es Dios. Tal vez por eso no somos eternos.” (Fragmento de Bar Eclesiástico)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s